Monada, Moneda, Manada

Esta sentencia que conmovió a toda España fue tomada mucho antes del juicio. Incluso mucho antes de la violación que fue interpretada como el abuso sexual por el tribunal.

La sentencia fue tomada durante todos los siglos de una cultura acostumbrada a cagarse en la puta Madre cuando las cosas no salen según lo esperado y a rezar el Padre nuestro siempre que la cague.

Esta cultura que perpetúa la corrupción usando la culpa y el perdón como la base de la justicia social. Donde la misma arbitrariedad empleada durante siglos por los curas, dicta sentencias en los tribunales. Este saber incapaz de ver el daño social que está causando y que sigue repartiendo la justicia que usa de base la frase “mi marido me pega lo justo”. Donde las mujeres que sonrojan ante los piropos y los hombres que miden su valía con carteras alimentan la manada.

Esta cultura que, abriendo la puerta a un amplio abanico de posibilidades que ofrece “el perdón”, aniquila la responsabilidad individual.

Esta sociedad donde incluso la igualdad es arbitraria.

Pero la igualdad no es algo que toca algunos, algunas veces. Es una consciencia colectiva que hace que todos entiendan que la igualdad es para todos. Siempre. Tal como venimos a este mundo, gracias a l@s madres y padres nuestros.

Monada. Moneda. Manada. En fin, todo está y se sucede en el lenguaje. Es allí donde todo se contruye,… y destruye.

Igualdad es responsabilidad de tod@s.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s